CREO, SI, CREO QUE UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE. Vangelis - The parting

sábado, 7 de mayo de 2016

HUMILDAD





LA HUMILDAD
Hay una frase de Rabindranath Tagore que me ha acompañado toda la vida porque me tocó el alma la primera vez que me topé con ella siendo casi una niña:
“Las cosas pequeñas que voy dejando atrás son para aquellos a quienes amo, las grandes son para todos”
El término humildad (deriva del latín «'HUMILITAS , ātis, f. humilis'», ) tiene varias acepciones: como virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades, como bajeza de nacimiento -de clase baja u origen pobre-, y como sumisión.se aplica a la persona que tiene la capacidad de restar importancia a los propios logros y virtudes y de reconocer sus defectos y errores.  (Cuidado no confundir con baja autoestima)
Decía Mahatma Gandhi:
Procura ser tan grande que todos quieran alcanzarte y tan humilde que todos quieran estar contigo.
El término no solamente se traduce como humildad sino también como bajo o de la tierra y humus, ya que en el pasado se pensaba que las emociones, deseos y depresiones eran causadas por irregularidades en las masas de agua.
Ser humilde es una sencilla invitación a ver nuestras limitaciones y a saber reconocerlas, no es ser débil o ingenuo, sino que por el  contrario, nos aporta lucidez y una fuerza particular para ver las cosas en toda su realidad, si viene de humus que significa tierra ¿Desde cuándo es ser menos estar a  la altura del humus, es decir de la tierra, de la madre tierra, de escuchar latir su enorme corazón de cristal resonando en puro amor y vida?
Hay una grandeza intrínseca en los seres humildes y paradójicamente o como un elegante oxímoron la humildad siempre acompaña a los grandes. La grandeza siempre anda escondida en las cosas pequeñas.
Las cosas pequeñas son las que tejen  esos códigos sencillos que tanto nos aportan: una sonrisa, una palabra, un gesto de empatía, saber escuchar, saber entender los silencios, ser receptivos, cercanos, cómplices y sinceros, son características que definen a las personas humildes. Esas que tanta confianza nos aportan, que no se compran sino que salen de lo más profundo de nuestro ser; se instalan en nuestra memoria, en el “humus” de nuestra esencia y nos aportan la verdadera felicidad.
Para ser humilde se necesita grandeza y la historia está llena de seres inmensos,  en los cuales sobresalía esta virtud y daban muestra de ello, Gandhi, Einstein o un ser para mi tan grande como humilde: Galeano de él decían que tenía la habilidad de ver el mundo con un ojo en el microscopio y otro en el telescopio a lo que él respondía que en realidad hay que mirar así, el micro mundo  de cerquita entendiendo que de él se alienta la grandeza del universo y al  universo desde el ojo de la cerradura para no perder de vista nuestro tamaño , con curiosidad y  sin perder la capacidad de belleza de la gente más simple y  la de los niños. Es desde la humildad desde uno es capaz de observar y agradecer la inmensa belleza que nos rodea.  
La prepotencia te hace fuerte por un día la humildad para siempre.

 Teresa Delgado © 2016



Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada